Responder al tema  [ 1 mensaje ] 
Elecciones federales de Alemania de 2009 
Autor Mensaje
Administrador
Avatar de Usuario

Registrado: 04 Nov 2007 01:49
Mensajes: 3647
Ubicación: La Línea de la Concepción (Cadíz, Andalucía, IBERIA)
Nota Elecciones federales de Alemania de 2009
Alemania: continuidad o giro liberal

Merkel tiene asegurada la cancillería, pero los resultados de hoy determinarán quién será el socio de los democristianos para hacer frente a la crisis


Alemania decide hoy qué fórmula de Gobierno le conviene para enfrentarse a la crisis económica y asegurar la salida de la recesión con un crecimiento firme. La elección es muy clara: o la actual Gran Coalición entre demócratas cristianos y socialdemócratas, que ha gobernado el país con Angela Merkel a la cabeza desde 2005, o una nueva fórmula de gobierno bajo la misma batuta de la canciller, pero dando entrada a los liberales del FDP y mandando a la oposición a los socialdemócratas, después de 11 años de participación en el Ejecutivo. La entrada de los liberales en una nueva mayoría no representa, sin embargo, un golpe de timón, pues pesan más las coincidencias que los desacuerdos entre los cuatro partidos que entran en todas las posibles combinaciones de Gobierno.

Ni siquiera la cancillería está en juego, pues difícilmente la afectará el resultado que arrojen las urnas. La jornada de hoy determinará, en cambio, quién será a partir de ahora el número dos del Gobierno y ministro de Exteriores, un puesto especialmente significativo para un país del peso de Alemania: si el actual y teórico aspirante a sustituir a Merkel, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, o el liberal y también aspirante a socio de Gobierno de la canciller, Guido Westerwelle. No es esta disyuntiva muy grave, por cuanto también son amplios los consensos en política europea y en las relaciones con Washington, al igual que la participación de Alemania en misiones como la de Afganistán.

El papel medular de la canciller para cualquier fórmula de coalición deriva del consenso entre los partidos que han pasado por el Gobierno, del que sólo queda fuera el más radical, que es La Izquierda. La continuación de Merkel es el único dato fijo, fundamentalmente porque se han descartado todas las fórmulas que no incluyen a la CDU-CSU para formar una mayoría alternativa: los socialdemócratas han cerrado el camino a un frente de izquierdas con los Verdes y Die Linke, al igual que los liberales han hecho lo mismo con la alianza con verdes y los socialdemócratas. Estos últimos apuestan exclusivamente por su participación como socios de un Gobierno de Merkel, a cambio de obtener la vicecancillería y el ministerio de Exteriores.

Merkel ha amortiguado durante la campaña cualquier encrespamiento, para dar relieve precisamente al consenso que le permite seguir como canciller, en vez de subrayar las diferencias que podrían quitarle el puesto. De ahí que sea ella misma la responsable del aburrimiento que ha caracterizado la campaña. Su viaje a Pittsburgh a pocas horas de la apertura de las urnas y la densidad de las noticias procedentes de la Asamblea General de Naciones Unidas, en la recta final de campaña, iluminan todavía más el escenario internacional donde ella juega y subrayan que todo está ya descontado en el interior, donde sólo hay que llevar a la gente a que voten en conciencia.

La izquierda alemana pone el grito en el cielo ante la eventual entrada de los liberales en el Gobierno, que identifican con un aumento de las diferencias sociales y económicas, aunque la canciller se ha esforzado por presentarse como garantía de que esto no sucederá. Los liberales pelearán por recortar impuestos y blindar las libertades individuales ante actitudes invasivas como la del actual ministerio del Interior demócrata cristiano Wolfgang Schäuble. Pero Merkel utilizará la nueva fórmula para asentar su poder en la CDU-CSU y amarrarse firmemente en el centro. Desde el punto de vista de la estabilidad política y de su margen de maniobra es la salida menos comprometida.

Una segunda versión de la Gran Coalición, en cambio, contará con un impulso reformista mitigado. Merkel se hallará de nuevo en una posición de debilidad dentro de su partido y de su asociación con los social cristianos bávaros, donde las rivalidades por el liderazgo están vivas todavía y hay una fuerte resistencia a la socialdemocratización a la que los ha sometido. El SPD, por su lado, será también más prudente a la hora de nuevas reformas del hasta ahora exuberante Estado de bienestar, pensando sobre todo en la pérdida de votos en dirección a La Izquierda, y tendrá la tentación de utilizar el Gobierno para asaltar la Cancillería: así lo hizo Willy Brandt en 1969, después de gobernar en gran coalición. La parálisis y la división serán las amenazas que pesarán sobre ella, de forma que son muchos los analistas que prevén una crisis a mitad de mandato.

Más de 60 millones de ciudadanos depositarán en las urnas una papeleta con sendas cruces en dos casillas, una para el voto directo, en el que eligen al candidato para su circunscripción -una de las 299 en que está dividida la República-; y un segundo voto en el que marcarán el partido de su preferencia, con el que se cubre 299 escaños más del Bundestag o parlamento federal. El sistema electoral, mitad mayoritario y mitad proporcional, obliga a incluir un número indeterminado de escaños suplementarios, que van a parar a los partidos que consiguen más escaños directos de los que les corresponden por el número de sufragios obtenidos en el segundo voto a la lista.

Las últimas encuestas reflejan una batalla cerrada por la mayoría, que al final puede decantarse a favor del tándem Merkel-Westerwelle, gracias precisamente a estos escaños adicionales. Pero se da la circunstancia de que han sido declarados inconstitucionales por una sentencia del Tribunal Constitucional, que ha pedido una reforma de la ley electoral antes de 2011, lo que abriría las puertas a una deslegitimación del resultado.

Muchos alemanes se confiesan sorprendidos ante un sistema que ha ido evolucionando desde el bipartidismo imperfecto de los inicios hasta el actual sistema de cinco partidos, con los antaño dos grandes cada vez más erosionados. Pero en cualquier caso, lo que hoy está en juego también es la eficacia y la legitimidad de un sistema que ha funcionado muy bien durante 60 años, consiguió adaptarse hace 20 a la incorporación de los cinco länder del Este con la unificación y ahora da por primera vez signos de cansancio.


Perfil de los tres principales candidatos:



Angela Merkel: La canciller impasible


Su popularidad es la principal baza de su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU). En los últimos cuatro años, Angela Merkel, de 55 años, se ha afianzado como líder de Alemania e incontestable cabeza de la CDU. Procedente del Este, hija de un pastor protestante, su ascenso en 2000 a la cúpula democristiana fue de por sí una sorpresa. La CDU es un partido históricamente católico y patriarcal, con gran peso en el rico sur del país. Su primera candidatura le llevó a la cancillería hace cuatro años, pero con un solo punto de ventaja sobre los socialdemócratas. Tuvo que pactar la gran coalición con sus rivales.

Durante la campaña que terminó ayer, Merkel ha adoptado un perfil bajo y ha jugado la carta de su liderazgo internacional en la tormenta de la crisis económica. Ha cuidado bien sus relaciones con los liberales del FDP, que se han comprometido con ella para una coalición si las urnas lo permiten hoy. Por otro lado, Merkel ha evitado la confrontación con su contrincante socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, vicecanciller y ministro de Exteriores. Culminó este distanciamiento de la pugna electoral viajando a la cumbre del G-20 durante los últimos días de campaña. Los golpes bajos quedaron a cargo de los poderosos líderes regionales, como el primer ministro de Hesse, Roland Koch, y el de Baviera, el socialcristiano Horst Seehofer.

El mensaje de Merkel: ella es canciller y lo seguirá siendo. Las encuestas le dan la razón, pero está por ver si sus barones le conceden algún margen de error tras los comicios.


Frank-Walter Steinmeier: Burócrata en campaña


Frank-Walter Steinmeier fue el hombre en la sombra del ex canciller socialdemócrata Gerhard Schröder (SPD), con quien dirigió la cancillería entre 1999 y 2005. Curtido en mil legajos, el ya ministro de Exteriores de la gran coalición de Angela Merkel ganó su primera batalla cuando hace un año asaltó, junto al hoy presidente del SPD, Franz Müntefering, la debilitada cúpula del partido. Su labor en el Gobierno ha relegado a un segundo plano la preparación de los comicios de hoy. No obstante, Steinmeier sorprendió hace dos semanas con su buena actuación en el duelo televisivo con Merkel y aún lo hace con su mejorada imagen pública.

Steinmeier, de 53 años, ha sabido transmitir con éxito a muchos votantes de izquierda que el SPD debe estar en el Gobierno para evitar una coalición entre Merkel y los liberales del FDP. Más que contra su jefa de Gobierno, la campaña de Steinmeier se ha dirigido contra el posible tándem democristiano-liberal.

La popularidad de Merkel se explica, en buena parte, por la presencia de Steinmeier en la vicecancillería. Es un político competente y pragmático, acostumbrado a asumir un papel secundario cumpliendo con las obligaciones que le tocan. Así lo hizo como coordinador de los servicios secretos en los Gobiernos de Schröder. La candidatura de Steinmeier, decidida cuando el SPD pasaba uno de los momentos más bajos de sus 145 años de historia, podría traer los peores resultados desde la fundación de la República Federal en 1949. Sin embargo, el reciente repunte en las encuestas y cualquier resultado que no sea una absoluta debacle quedarán como un éxito del jefe de la diplomacia alemana.


Guido Westerwelle: El eterno aspirante


El candidato liberal Guido Westerwelle ya ha perdido en dos ocasiones la posibilidad de entrar en el Gobierno. En 2002, con la reelección de Gerhard Schröder y, hace cuatro años, con la gran coalición que preside Angela Merkel. Hoy se la vuelve a jugar y tiene buenas cartas: la canciller ha insistido hasta la saciedad en su preferencia por el FDP para gobernar en la próxima legislatura. Westerwelle, de 47 años, acaricia la vicecancillería y el ministerio de Exteriores.

El FDP es el partido que más tiempo ha pasado en Gobiernos alemanes, en diversas coaliciones con democristianos y socialdemócratas. En 2001, Westerwelle asumió la presidencia del partido y lideró una deriva neoliberal. Apareció entonces en la versión alemana de Gran Hermano y recorrió el país en un vehículo de 18 metros al que llamaba Guidomóvil. Decía aspirar al 18% de los apoyos en 2002. Estas frivolidades y la demagogia antiisraelí de su entonces segundo, Jürgen Möllemann, a quien Westerwelle no supo o no quiso controlar, depararon al FDP el 7,4% de los votos. Ya sin Möllemann, el FDP obtuvo en 2005 un 9,8%.

Westerwelle lleva su partido con mano de hierro. Sus segundos son casi unos desconocidos. Ha cambiado de estrategia y ahora se postula como adalid de las clases medias. Su partido ha rescatado la vocación liberal de defensa de los derechos y las libertades. La torrencial elocuencia de Westerwelle, sin embargo, a menudo no renuncia a un toque demagógico respecto a la inmigración o “los vagos” que, dice, prefieren el auxilio social al trabajo.



Enlaces de las noticias, publicadas por El País:
http://www.elpais.com/articulo/internac ... iint_1/Tes
http://www.elpais.com/articulo/internac ... iint_3/Tes
http://www.elpais.com/articulo/internac ... iint_4/Tes
http://www.elpais.com/articulo/internac ... iint_2/Tes

_________________
Imagen
¡VIVA IBERIA! Futura unión de España, Portugal, Andorra, Gibraltar, Rosellón e Iparralde.
¡VIVA LOS SAHARA, RIF, ESCOCIA, IRLANDA, PALESTINA Y KURDISTÁN LIBRES E INDEPENDIENTES!


27 Sep 2009 10:58
Perfil
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 1 mensaje ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Forum style by ST Software.
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro